04 julio 2007

Estrés

Foto por Gregory David Harington bajo una licencia Creative Commons
Últimamente estoy bastante estresado (como ya habréis podido notar en la disminución de la frecuencia de publicación). Según la Wikipedia el estrés es toda carga física o psíquica a la que estamos sometido. Aunque supongo que por abuso de lenguaje hoy por hoy significa que la carga es más grande de lo que debería.

Pero los humanos no somos los únicos que tenemos estrés. Los materiales también sufren estrés, e igual que las personas, si este es excesivo la estructura se puede ir a... bueno que se desmonta cual objeto de teletienda.

Aunque, como en todo en esta vida hay grados. Siguiendo un poco con la analogía (personas materiales) el caso más extremo es en el que el material nos dice "hasta aquí hemos llegado ingeniero de..." y se rompe. Así que para que esto no pase, además de dimensionar correctamente la estructura según demanda se aplica un margen de seguridad. Es decir, que dado que no podemos predecir el futuro, hacemos la estructura más resistente de lo que debiera. Por ejemplo si nieva en una zona que no suele nevar, y la nieve sube 25 cm un tejado de 400 m^2 pasa a soportar casi 7 toneladas más de peso y seguramente durante la tempestad soplaría viento, así que tendría que soportar más estrés.

Sin ser tan extremistas. Todo material se deforma primero elásticamente y luego plásticamente antes de romper. En la fase elástica cuando desaparece la carga desaparece la deformación. En la plástica se deforma irreversiblemente. Los que no creáis que el acero (por ejemplo) se comporte así pensad en un muelle, esta hecho de acero, ¿no?, si lo estiráis se deforma y luego vuelve a su forma original, pero si os pasáis con el estirón se acabó el muelle, se queda como un alambre, y si seguís estirando lo romperéis.

Es curioso lo mucho que nos parecemos a los materiales, si la carga no es excesiva, la notamos pero cuando deja de existir nos recuperamos. Si es más grande, pueden quedar secuelas, y si es extrema puede acabar con nosotros. Tal vez deberíamos ponernos a nosotros mismos un margen de seguridad, por si nieva. ;-)
Comentarios

7 comentarios:

BarakKhazad dijo...

dices: "Es curioso lo mucho que nos parecemos a los materiales"... hola? es que SOMOS materiales... o al menos, yo, de momento, no conozco por aquí a ningun vecino inmaterial XD

y sí, deberíamos ponernos márgenes de seguridad, cuanto más conservadores mejor... por ejemplo: ex-maridos, ex-mujeres, ex-novios y ex-novias, a 500 metros mínimo. y cumplirlos a rajatabla. si no, efectivamente, nos pueden quedar secuelas ;-)

un saludo.

Proximo dijo...

jejejje, debería haber dicho, es curioso lo mucho que nuestra psicologia (inmaterial) se parece a los materiales.

Mérida dijo...

y digo yo... también existen materiales con lo que llamamos "recuerdo de forma", esto es, materiales que cuando fueron conformados (a determinada temperatura) poseían una forma determinada (debida a las fuerzas internas de cohesión, si no creo recordar mal, y cualquiera puede corregirme si me equivoco). No recuerdo un ejemplo más claro que el del famoso "uri gueler" el doblador de cucharas... así pues, volviendo al tema inmaterial que comentaba próximo y al que barakkhazad hizo referencia... podríamos pensar que si cuando fuimos "conformados" éramos de un modo que no somos actualmente y determinado estado tensional (o exceso de temperatura... o estrés) nos lleva a las condiciones de partida... podríamos llegar a tener ese "recuerdo de forma" o lo que es lo mismo, darnos cuenta de que nosotros no somos como actuábamos, sino como fuimos conformados inicialmente...

Pero creo que este comentario se sale un poco de tema, yo sólo quería comentar que me parecía curioso la propiedad de algunos materiales de tener el "recuerdo de forma" para que esas secuelas psicológicas que comentaba barakkhazad no lleguen a "rompernos" como si de un muelle al que estiramos demasiado se tratara

Proximo dijo...

Si, son muy curiosos. Os dejo el enlace a la wiki.

Forman parte de los materiales inteligentes aunque no me gusta demasiado esa traducción :D

Edwin dijo...

Hola, hay un cálculo que no me cuadra. Tenemos un tejado de 400 m2 y una altura de nieve de 25 cm, luego hay un volumen de 100m3. Debido a que ignoro el valor de la densidad de la nieve, consulté en algunas páginas y fluctúa entre 7% y 12% de la densidad del agua. Es así que el peso de 100 m3 de nieve está entre 7 y 12 toneladas, valor más que razonable. Al menos eso creo; se me antoja harto complicado estimar tejados que resistan cargas de 1000 toneladas para un área tan pequeña. En todo caso, quizás me he equivocado en el cálculo.

Un cordial saludo.

Proximo dijo...

Edwing:Muchas gracias por el aviso!!

Tienes toda la razón del mundo. En mi torpeza asigné a la nieve la misma densidad que el agua, cuando como bien dices es bastante inferior. Ahora mismo lo corrijo.

Encantado de que leas el blog.

Edwin dijo...

Hola, Próximo. No hay nada qué agradecer, esos errorcillos numéricos son de lo más normales en una estimación rápida. Entre otras, es muy grato leer tu blog; lo conocí hace algunos días y, bueno, he estado navegando por el historial de entradas antiguas (cosa que me ha quitado el tiempo libre del fin de semana, además).

Un cordial saludo de un colombiano desde Francia.