17 julio 2007

¿Por que las monedas se hacían de oro? (II)

Foto de Wars bajo una licencia Creative Commons
Esta segunda parte es un poco complicada, intentaré simplificar al máximo.

Bien, lo habíamos dejado en que el oro es un buen elemento para hacer intercambios, pero ¿sólo pasa con el oro? No, pasa con cualquier cosa que cumpla las mismas condiciones. Por ejemplo la plata, en realidad la plata ha sido mucho más utilizada como dinero (aunque siempre el valor referencia fuese el oro).

Se intentaron hacer otros sistemas monetarios acuñando monedas de metales, pero cuando el precio del metal superaba al valor de la moneda, se fundía el metal para poder venderlo. Por ejemplo supongamos que el valor del metal de las monedas de un céntimos de euro fuese de 2 céntimos. Fundirías 100 euros en monedas de 1 céntimo lo venderías y te darían 200 euros.

Otro intento fue hacer precisamente lo contrario. Aliar el oro con otros metales de manera que la riqueza intrínseca de la moneda disminuía y lo que le daba valor era su acuñación evitando la destrucción de monedas pero provocando inflación. Porque al fin y al cabo es como el fabricante de arcos de la entrada anterior, fabricar dinero se traduce en inflación.

Sin embargo el oro como usado como dinero nunca perdió sus buenas propiedades (aunque no era ni mucho menos perfecto) como moneda de cambio, si no que eran algunos gobernantes quienes corrompían el sistema cuando necesitaban dinero para sus planes.

En el siglo XIX se estableció algo que se llamaba patrón oro que era que si tu entregabas unos billetes al banco central de tu país te devolvían cierta cantidad de oro que era conocida por ambas partes. De esta manera se facilitaban las intercambios eliminando algunos de los defectos de usar el oro como moneda (el oro es bastante pesado, y no podemos ir comprobando si es auténtico en todo momento). Pero si tengo un papel que garantiza que tengo el derecho a cierta cantidad de oro, no hay problema, aunque si que había algunos (véase artículo en la wikipedia).

Pero durante la primera y segunda guerras mundiales, la convertibilidad había quedado suspendida por varios países. Además después de la segunda guerra mundial EEUU poseía 2/3 de las reservas de oro mundiales. Así que en 1944 cuando las fuerzas del eje estaban a punto de ser derrotadas EEUU se impuso en los acuerdos de Bretton Woods donde a parte de otros temas se acordó que el dolar sería la moneda internacional. Y nuevamente se utilizó el oro como cimiento. Se estableció que 35$ eran 1 onza de oro.

La historia se repitió. Parecia que no tenía que haber problema tener 35$ en cualquier lugar del mundo era como tener una onza de oro. Pero la necesidad de dinero de EEUU motivadas sobretodo por la guerra de Vietnam hicieron que empezase a imprimir más billetes.

¡¡Un momento!! ¿imprimir billetes? ¿fabricar dinero?. Si, otra vez pasó lo mismo, en esta ocasión había una convertibilidad entre dolar y oro y como la cantidad de oro en el mundo es bastante estable el valor intrínseco tenía que ser el mismo. Esto es una contradicción.

Simplificando, supongamos que hay 10 onzas de oro en todo el mundo. Entonces, como es convertible en dolares a 35$ la onza, en el mundo habría 350$. Si yo imprimo 100$ más pero sigue habiendo 10 onzas de oro tenemos un problema. Bueno, lo tendremos si se empiezan a convertir dolares en oro, pero eso nunca pasa a gran escala. Así que si nadie se da cuenta de que hay 450$ en circulación no habrá problema. Pero los bancos europeos se dieron cuenta y empezaron a cambiar los dolares que tenían en sus reservas por oro. Esto empezó a ser insostenible para EEUU que suspendió la convertibilidad de dolares a oro y devaluó el dolar un 20% en dos años, para al final acabar con la convertibilidad.

¿Y cómo funcionamos hoy en día? Pues el dinero tiene valor, simplemente porque la gente cree que otra gente lo va a aceptar a cambio de bienes y servicios.

PS: La historia no terminaría aquí, así que no se si hacer más entradas sobre el tema, pero no quiero saturar el blog con economía. ¿Alguna sugerencia? ¿Hago una tercera entrega?

PS2: Pido disculpas a los economistas sensibles por no ser 100% riguroso. Hay decenas de pequeños detalles que afectan al sistema monetario. Pero no debo alargarme y la esencia es correcta.

Comentarios

10 comentarios:

Nali dijo...

Por mi parte sería genial al menos una entrega más. Este segundo me ha dejado en un estado inquieto, como si faltase algo por decir. Así que animo. :-)

Palmz dijo...

A mí me parece muy interesante. Me gustaría leer una 3ª entrega.
Saludos!

PonC dijo...

He encontrado los dos articulos muy interesantes, a mi si me gustaria que hicieras otro mas.


Saludos

Alferez159 dijo...

Yo me apunto a leer la tercera entrega de la saga "el Oro o la muerte del trueque"

Un saludo

Iñaki dijo...

"Pues el dinero tiene valor, simplemente porque la gente cree que otra gente lo va a aceptar a cambio de bienes y servicios."
Hombre... tampoco es así. El dinero es un cheque al portador y el estado tiene la obligación de asegurar su cobro. En teoría si un día toda España se cansa de los Euros y acude al banco España para que se lo cambien(Por oro, por dolares o por lo que sea)el estado tiene la obligación de tener el dinero respaldado por algo(Ahora más bien es el Banco Central Europeo quien tiene que hacerlo). Un ejemplo fue lo ocurrido en Argentina, la gente acudió masivamente a cambiar el dinero Argentino y se encontró con que no había respaldo.
Interesante Blog y sin querer pecar de "listillo" y como anecdota curiosa, añadir que los cantos en las monedas de antes eran planos y se comenzaron a grabar porque la gente limaba los bordes para sacarse un poco de orillo o plata extra. Con los cantos labrados eso se notaba.
Un saludo.

Proximo dijo...

Iñaki:Antes de nada, no pareces listillo para nada. Y la anécdota me parece muy curiosa.

Lo de que el dinero es un cheque al portador... y cuando lo entregas ¿te dan dinero?. Antes tener una cantidad de dinero o tener una cantidad de oro era lo mismo.

Hoy en día yo puedo ir a una joyería (por ejemplo) y comprar oro a cambio de billetes, pero, el cambio no se realiza porque el billete dice que se ha de hacer. Si no porque el joyero cree que esos billetes le van a permitir comprarse una moto (por ejemplo).

Por otra parte cambiar euros por dolares es trasladar el problema. Donde está la garantía de que me van a dar oro por dolares.

nali, palmz, ponc, alferez159: entonces va a haber que hacerla :D Gracias por leer el blog.

Anónimo dijo...

En realidad en los billetes de pesetas ponia algo asi como "El Banco de España pagará al portador XXX pesetas" es decir, se comprometian a cambiar dinero en papel por dinero en metálico, pero no por oro.

Ahora en los de euro ni siquiera pone nada. La moneda en papel está completamente equiparada a la metálica y si quieres oro, simplemente lo compras.

Por mi sigue con el tema que está muy interesante

Proximo dijo...

Anonimo: Si. De todas formas insisto en que es MUY diferente que con cierta cantidad de dinero puedas comprar oro, a que cierta cantidad de dinero equivalga a cierta cantidad de oro.

Estoy escribiendo la 3a. Pero está quedando excesivamente pesada... y no se como simplificar aaaghghahgah!!! jejeje (a lo mejor no la tengo para hoy)

Chungalin dijo...

El tema es de total interés y conviene culminarlo con una conclusión. Es más, te diré cual debería ser, en mi opinión: el dinero en tiempos de crisis. Las dos partes anteriores se centran en el funcionamiento ideal del dinero en etapas de crecimiento, pero queda hacer un análisis realista de lo que pasa con el dinero en tiempos de recesión o crisis, que es cuando se demuestra lo que "vale" realmente el fiat actual, es decir, nada.

O quizás esa tercera parte ya esté hecha en otro sitio: crisis energética y dinero. Por algo muchos llaman al petroleo el oro negro, aunque por desgracia sólo tiene valor durante los breves instantes en que se convierte en humo antes de desaparecer para siempre.

Como reza la viñeta de El Roto de 3 de mayo:
-¡Ha vuelto a subir el oro!
-No te preocupes, comeremos otra cosa.

tofito dijo...

realmente el dinero si que tiene valor única y simplemente porque todos confiamos en que se pueda cambiar por bienes y servicios. Un billete de 500 euros, cuando nadies lo quiere, no vale nada, bueno si, unos céntimos de papel i de tinta. Si EEUU se cerrase al exterior y, en consecuencia, tuviese unos intercambios comerciales y financieros nulos con el resto del mundo un dolar no valdría nada para un europeo porque no serviría para intercambiarlo por nada, en cambio si que estaría respaldado.