12 octubre 2007

¿Seguimos dañando la capa de ozono? (II)

Imagen de la NASA bajo dominio público
Por suerte para la humanidad Mario Molina y F. Sherwood Rowland (premios Nobel de Química en 1995), descubrieron que que pasaba con los CFCs y el ozono advirtiendo de sus consecuencias. Naturalmente la humanidad hizo caso omiso de las advertencias. ¿Por que hay que renunciar a algo tan bueno como las neveras, aires acondicionados etc, porque unos nos diga que hay una capa que ni sabíamos que existía y que según dice a este paso va a dejar de existir?. Por no hablar de los beneficios económicos que dejarían de percibir los fabricantes.

Durante años DuPont entre otras se "hartó" de declarar que no estaba "completamente" demostrado que los CFC dañasen la capa de ozono, cuando por fin la evidencia era indiscutible dijeron que no se podía quitar de sopetón los CFC. Al final, un día de 1985 un grupo de científicos descubrió que habían desaparecido ¡¡dos tercios del ozono de la Antártida!! la humanidad en menos de un siglo se había destruido buena parte de algo imprescindible para su propia supervivencia, todo para no perder beneficios.

Después de un politiqueo inexcusablemente largo (según Mario Molina -el que descubrió todo el pastel- "pasarán 20 años o más para que se verifique una recuperación sostenida de la capa de ozono"), se firmó el protocolo de Montreal, el cual prohibía el uso de los CFC. Entre 2010 y 2015 ya no se podrán producir más CFC. Sin embargo desde 1996 muchos países han dejado de producirlos (entre ellos España). Argentina y Chile tienen especial interés en la preservación de la capa de ozono, México con ayudas del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal paró su producción aunque aún quedan algunas reservas. A día de hoy apenas se siguen produciendo.

Existe la sospecha de que EEUU quiso retrasar el tema hasta que DuPont tuvo el substitutivo (los HCFC), para hacer a una de sus principales empresas mucho más competitiva. Sea como fuere, aunque los HCFC siguen dañando la capa de ozono, lo hacen en menor medida. Por otra parte están los halones como el bromuro de metilo cuyo átomo de bromo es mucho más destructor que el cloro. Sin embargo no hay nada que pueda substituirlos y su uso y producción es menos intensa que con los CFCs.

De cualquier manera el Protocolo de Montreal sentó un antes y un después, en palabras de Mostafá K. Tolba (el entonces director del programa ambiental de la ONU) "el primer tratado verdaderamente global que brinda protección a todo ser humano" Según Carl Sagan "el Protocolo de Montreal es un triunfo y motivo de gloria para la humanidad".

No hay que olvidar pero, que aún existen substancias que dañan la capa y que el agujero aun no ha dado señales de cerrarse (más bien al contrario), es preciso investigar más, nos va el futuro en ello.

5 comentarios:

pedro dijo...

Um, a ver si es verdad que sirve para algo el acuerdo de Montreal... No hace falta que recuerde el de Kyoto. Mientras los principales países interesados sean Argentina y Chile, y no USA y Alemania (por ejemplo), la cosa seguirá estando difícil.

Sobre los HClFC, mmm, ¿he de suponer que los átomos de Hidrógeno se combinan con los que quedan libres de Cloro y así disminuyen el efecto del Cloro sobre el Ozono? ¿Eso no daría lugar a Ácido Clorhídrico? Je, en fin, supongo que siempre habrá algún 'pero' a la hora de preservar el valioso Ozono...

Proximo dijo...

pedro: todos los países son los principales interesados. Ni en EEUU ni en Alemania se producen ya CFCs.

Respecto a los HCFC, decir que respondían a la necesidad inmediata de evitar que la capa de ozono se siguiese destruyendo. Sin embargo tiene otros efectos negativos (efecto invernadero). Por eso en la revisión del protocolo de Montreal de 2007 se han establecido directrices para su retirada. Ver noticia

Lyd dijo...

Es muy curioso (pero por otro lado era predecible) que, desde que se controla el CFC, la gente se ha olvidado del agujero de la capa de ozono, porque ya no está en boca de todos. Ojos que no ven, corazón que no siente. Es tan triste que seamos así... a veces me dan ganas de pasarme al bando de JdlC, de verdad.

Proximo dijo...

Lyd: no mujer, no abandones la confianza en tu especie!! :D :D JdlC es una urraca no escéptica sino algo misántropa y todo. jajajaja ¿te has fijado? ya hablamos de JdlC como uno más... ¿te sientes como Arthur Conan Doyle?

Lyd dijo...

xDDD Creo que Arthur Conan Doyle me queda un poco grande! Además, le tengo demasiado cariño a JdlC como para querer matarlo! (es que es adorable... misántropo, pero adorable :P).